The best bookmaker bet365

Дървен материал от www.emsien3.com

Fotos           

El Reino de Bricia

el . Publicado en Blog rutas

Porque la ocasión lo merece y porque el jefe escribe muy mal, aunque sintetiza que da gusto, os voy a hostigar con una trova de las gestas de la peña por los campos de Castilla.

Hace no mucho tiempo,
en un lugar de gran belleza,
reinaba con mano firme
la malvada Marta de Bricia.


Juana con Tierra la llaman,
junto a Moni de Nothingammiedo,
gobernaban sin escrupulos
aquellas tierras de sosiego.

Por mas que la vista alzases
subiendo lomas o riscos
aunque los ojos revirases
pueblos cristianos o moriscos
la hierba, la cabaña,
y hasta el viento sutíl
todo aquello era suyo,
de la apócrifa hija del guardia civíl.

Suyas las casas, suyo el pajar,
suyas las huertas y suyo era el bar.

¡Mesonero, una zero!,
suplicaba el buen ciclista,
con permiso de la reina
que otorga alzando la vista
creerás que tu sed se alivia
pero...
va y te pone una rubia tibia.

Dice el ciclista con ganas:
¡yo no pedí este mejunje!
la reina baja la vista
y el mesón entero ruge:
¡te la mamas!


Y pasamos a la prosa que es mas barata.


La banda de los "hombres alegres" comandada por Robin de los bojques, también conocido como Pega-hood, se encaminó hacia el reino de Bricia para liberar a Laury Marian, a la que Juana con tierra había condenado a una sesión de fotos para un book, lo cual acabaría con su vida sin lugar a dudas.
Todos se apuntaron a la aventura, "Little" Jhon, Frai Tuck de Tolosa, Will "teclas" Scarlet, Allan A dale "sin Peli en la lengua", Raquel la sarracena, Much-renito y Sir Sherwood Forest Gump alias el "Pertur".

Nos dirigimos con nuestros carromatos hacia la tierra donde los pavos reales tienen 2 metros de envergadura alar y los sobaos son magdalenas cuadradas. Por el camino comprobamos el férreo control que ejercia la reina sobre los vasallos, hombres, bestias y semáforos, todos controlados para evitar que la pudiesemos seguir hasta su castillo. Nada con lo que no pudiese lidiar Allan A Dale y sus estudios de diplomacia internacional.

 

No pudo la de Bricia despistarnos y acabamos cenando todos en el castillo haciendonos pasar por personal de cocina donde con sutil maestría cortamos las viandas al tamaño adecuado a la finura de los comensales.
Tras la cena tortillera, en la que el lomo gordo en la boca placer daba, Robin, perfectamente disfrazado de desvalido y venerable anciano, consiguió camelarse a los guardias y descubrió donde tenian prisionera a Laury Marian, en lo alto del castillo, segunda planta para mas señas. Cual no sería la crueldad del cautiverio, que hasta le echaban dormidina en la cena para quebrar su vigilia.
Mientras tanto en el castillo, Much-renito tuvo tiempo de salvar a un singular individuo que estaba a punto de ser quemado en la hoguera por brujería, ya que algunas partes de su anatomía excedian lo meramente natural. Su nombre de pilila era Stickman, pero todos le llamaban "Lito", y como agradecimiento, se unió al grupo en su aventura de rescatar a la doncella en apuros, haciendose amigo inseparable de Robin.
Stickman era un personaje callado, tímido y un poco descerebrado, pero perfecto para esta banda en la que las cosas se hacen por "cojones".

Con ayuda de Lito y de Allan, que distrajo la atención de los guardias con su discurso nocturno claro y convincente, aunque totalmente incosciente, pudimos sacar in extremis a Laury Marian del castillo mientras sonaban las campanas de alerta y Mónica, la sheriff de Nothingammiedo, intentaba dispararle unas últimas instantaneas desesperadamente.
Por los pelos escapamos y con nuestros corceles nos internamos en el precioso cañon del Ebro, mientras Sir Sherwood Forest Gump se separaba del grupo y comenzaba a correr para despistar a nuestros perseguidores, que acabaron siguiendole hasta Oklahoma.
En el bojque somos invencibles, lo atravesamos a velocidad de vértigo y nos confundimos entre la maleza. Con su vista certera, Robin abatía a todos los caballeros negros, lacayos de Bricia, que se cruzaban en nuestro camino mientras Frai Tuck nos guardaba la retaguardia y nos guiaba con sus perGARMINos.

Finalmente llegamos a Orbaneja del Castillo, y como el cuento se me está haciendo largo de cojones, digamos que alli encontramos de nuevo a las de Bricia, y tras singular combate en el puente sobre el manantial, puente del que asombrosamente nadie cayó al agua, aunque si acabo mojado, Juana con Tierra y la Sheriff se dieron cuenta de que era mas divertido formar parte de la banda de los "alegres" y nos pusimos todos juntos ciegos a comer.

Y de vuelta a casa, poco a poco volviendo a nuestro ser real, en la primera furgo Antonio Ozores a las riendas y Luis Moya de acompañante, en la segunda el informático, con "Pertur", la espía rusa y el nieto maquinista, seguidos por Mr. Almond y su chofer y cerrando el grupo el halcón milenario, con la comparsa: Chewbacca, Yoda, Darth Vader y C3PO... os los repartís como querais.

 

 

 

Patrocinador oficial

Tu tienda ciclista online

Visita la tienda

 

Nuestras rutas en


  MTB - Mountain Bike

 

 

Síguenos en

  

Próximas rutas

Próximas rutas alternativas

Online bookmaker Romenia betwin365.webs.com